Página principal / Investigaciones y artículos / El parque de Los Desvelados
Siempre nos hemos olvidado de las víctimas del Sacamantecas Poesía de Patricia Furlong Próximos eventos Fascinación por el “Sacamantecas” El Sacamantecas se hace libro en “Locos que no lo parecen” El Sacamantecas tiene ya su propia novela El Sacamantecas en Radio Presentación en exclusiva para los mecenas Entrevista de Marian Tarazona En Octubre, el Sacamantecas regresa a Vitoria Las Modernas buscan revivir al Sacamantecas a través del crowdfunding ¿Buscas trabajo? Oposición a verdugo en Vitoria Quince días de terror en Antezana Vudú en las calles de Vitoria-Gasteiz El niño que nunca existió Cuando Guridi pidió perdón por beber un vaso de agua Primeras páginas del libro de Antonio de la Peña, “Enigma 1.0” Se salva de una cornada y muere de un atracón La muerte del aeronauta Esvásticas en el cementerio de los judíos Primeras páginas del libro “La pregunta número siete” Victoriacum-Gastehiz El fantasma del castillo de Guevara El sangriento crimen de Betoño Magia en el centro de menores de Vitoria-Gasteiz La danza de la lluvia. Un timo que sigue vigente La tumba de los pastores de Belén está en España El Dragón de Vitoria Ochate. Una puerta al infierno Regresan los ladrones de tumbas Hablemos de fantasmas Crop Circles en Burgos El hogar del niño fantasma Luces sobre La Rioja Alavesa 21 de diciembre… fin del mundo Fraudes en el mundo del misterio El parque de Los Desvelados La desaparición del cura de Ochate. Caso resuelto Ibiza ¿ovni o meteorito? Primeras páginas del libro “Ochate. Realidad y leyenda del pueblo maldito”

Investigaciones y artículos

El parque de Los Desvelados

(Artículo publicado en la revista Más Allá de la Ciencia de Abril de 2012)

El lugar también es conocido como el parque de las calaveras

El lugar también es conocido como el parque de las calaveras

En la navarra localidad de Lizarra, fuera de todas las rutas turísticas y culturales, se encuentra una finca conocida como “El parque de los desvelados”. Un homenaje a la muerte, al que el escultor Luis García Vidal dedicó los últimos 37 años de su vida. Cuatro años después de su fallecimiento, el abandono se está adueñando de un lugar único en el mundo.

Julio Corral San Román.

Una de las esculturas del parque de Los Desvelados

Una de las esculturas del parque de Los Desvelados

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*