Cuando Guridi pidió perdón por beber agua

Hay personajes que cuando los imaginamos lo hacemos rodeándoles de un halo de distinción y elegancia, olvidando que también ellos vivieron  situaciones cotidianas como la que aquí relataremos.

Es el caso del músico Jesús Guridi, cuyo curriculum es tan extenso que sería absurdo intentar resumirlo en este artículo. Su prestigio y reconocimiento a nivel mundial es notorio, especialmente en su ciudad de origen, Vitoria-Gasteiz, donde ha dado nombre al Conservatorio Municipal de Música, a una céntrica calle, y donde fue nombrado Hijo Predilecto.

Pese a que la mayor parte de su vida la vivió alejado de la capital alavesa, siempre que pudo regresó a disfrutar como cualquier otro vitoriano de las fiestas populares. Y no hay noche más alavesa que la previa al día de San Prudencio, cuando en la ciudad resuenan los tambores de la retreta.

Aunque hasta 1975 no se oficializa la tamborrada, desde mucho antes ya se celebraban actos similares, en los que tamborreros, cantineras, cocineros y barriles estuvieron presentes, y donde las sociedades gastronómicas tenían un papel muy importante.

De la participación de la familia Guridi en estos actos hay constancia desde principios del siglo XIX, cuando entre los clarineros y atabaleros que interpretaban la retreta aparecen varios de sus miembros.

A la del año 1954 asistieron juntos Jesús Guridi y Venancio del Val. Precisamente, este último fue quien puso la letra a la “Retreta de San Prudencio” que compuso el maestro Aramburu.

En las inmediaciones de la Iglesia de San Miguel, mientras Guridi confesaba a Venancio del Val que allí había sido bautizado con el rimbombante nombre de Jesús Luís Formerio, uno de los miembros de la Sociedad Olárizu les invitó a conocer su sede, ubicada en las “Covachas” de la Plaza del Machete.

Allí permanecieron largo rato para alborozo de los presentes, que disfrutaron de la presencia de tan insignes personajes. Por supuesto, y siguiendo la costumbre, se descorchó una de las mejores botellas de vino para la ocasión. Pero el maestro Guridi tuvo que rechazarlo al encontrarse indispuesto, solicitando a cambio un poco de agua.

Poco antes de salir, le pidieron que estampara su firma  en el “Libro de Visitantes Ilustres”, donde dejó constancia de su paso por la sociedad con la siguiente dedicatoria.

Pidiendo perdón por haber
venido a Olárizu a beber un
vaso de agua, dedico mi más
cariñoso saludo a esta simpática Sociedad
J. Guridi

Se salva de una cornada y muere de un atracón.

Cuentan que al advertir a Manuel García Cuesta, “El Espartero”, sobre el peligro de un toro al que tenia que enfrentarse, este respondió: “Mas cornás da el hambre“. Esta metáfora, que ha pasado a formar parte del refranero popular, se hizo realidad en uno de esos pasajes olvidados de la historia de Vitoria-Gasteiz, cuando el […]

La muerte del aeronauta

En el siglo XIX, cualquier evento fuera de lo normal se convertía en una fiesta para la ciudad. Así ocurrió cuando “La compañía gimnástica, acrobática y aeronáutica del Sr. Latur” presentó su espectáculo en Vitoria. Quizás hoy en día, y en nuestra ciudad, se haya olvidado por completo quien era el Capitán Latur, pero en […]

Esvásticas en el cementerio de los judíos

Aunque la comunidad judía de Vitoria-Gasteiz fue hasta el siglo XV la más prospera de Euskadi, han desaparecido prácticamente todas las referencias que existían en la ciudad. Únicamente en la zona de Judimendi (Monte de los judíos en euskera) encontramos menciones relacionadas con la comunidad sefardí. Para descubrir el origen de este barrio es necesario […]

Primeras páginas del libro “La pregunta número siete”

Prólogo del libro de Juan José López Núñez, “La pregunta número siete”. Siempre es difícil enfrentarse a una página en blanco y encontrar las palabras con que comenzar. Por más que se empeñe el autor, no me considero la persona adecuada para hacerlo, pero he de reconocer que prologar este libro es un orgullo, máxime, […]

¿Victoriacum-Gastehiz?

Existe un documento del año 1025 conocido como La Reja de San Millán, en el que se relacionan los pueblos que rendían tributo al monasterio de San Millán de la Cogolla. En este manuscrito encontramos una mención a Gastehiz, pues parece que esa es la forma en que originalmente se escribía el nombre de nuestra […]

El fantasma del castillo de Guevara

(Publicado en la revista Más Allá de la Ciencia de Agosto de 2015) Al más puro estilo de las leyendas escocesas, estamos a punto de adentrarnos en una crónica de castillos, batallas, duendes, nobles con armadura, pasadizos secretos y tesoros escondidos. Sin embargo, esta epopeya se desarrolla en España, en un lugar ya en ruinas y […]

El sangriento crimen de Betoño

No son muchos los que saben, que en el actual “Asador 10 Erretegia” de Betoño, en las inmediaciones de Vitoria-Gasteiz, estuvo a finales del siglo XIX la Venta del Grillo. Regentada por José Sarria, y debido a sus excelentes comidas, a la esmerada atención hacia los clientes, y especialmente, a lo ajustado de sus precios, […]

Magia en el centro de menores de Vitoria-Gasteiz

Esta es una de esas historias cuyo principal atractivo no se encuentra en creer o no creer en un fenómeno concreto, sino en que haya quien viva ciertas creencias, hasta el punto de verse afectado física, y constatablemente por ellas. En Vitoria-Gasteiz existe un centro de acogida de menores, en el que aquellos jóvenes y […]

2007-2016 - Julio Corral San Román